jueves, 29 de noviembre de 2012

Vida (I)




A zancadas
se desplaza la vida
por piel y huesos,

sazona el aliento
cada esquina 
intentando 
no evaporarse
en otra boca que la tuya.

El alma sobrevuela inquieta
los riscos,
donde las tormentas sueñan
refugio
entre grietas imposibles
del sendero.

Pero el calor del hogar
alimenta de cenizas
cada ensayo viajero
a la inconsciencia,

que regalaba
locuras lejanas de sentido..

En la verde azotea,
el horizonte
se mezcla
con aurora vírgen.

Y despierto una vez más,
a salvo
entre tus ramas..

domingo, 11 de noviembre de 2012

Fuego


                                           





Cuando se acaben las horas
anclaré minutos de más
en tu bahía

Necesito encontrar sin ansia
en tus lagares
la leña que proteges

El fuego lame las heridas..

Latirá el crepúsculo
en nuestros dedos,
hartos de piel
carbonizada

Y el sol llegará
para tibiar la calma
de dos cuerpos
que dejaron el respirar
para más tarde..

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Bukowsky




Tu pluma rasga
el corazón
cuando dibujas
princesas en el barro

Extraña realeza la tuya
que ni estrellas fugaces
parece atesorar

Cada puesta de sol
sacude en las páginas
la ceguera del hombre
acomodado

Pero no todo es precipicio

Hasta la noche más sórdida
esconde dulce de palabras
en sus callejones

domingo, 28 de octubre de 2012

Barbecho




Nuestra amistad
hunde en la sombra
sus manos.

Quiere escapar,
sola,
cansada de tanta
siembra en arenisca.

No traspasa ya la luz
este polvo silencioso
que levanta la carencia.

Lloran las semillas,

pobres..

Tu tallo y el mío
hace tiempo
que
      se
          arrastran
                       por
                             el
                                s
                                  u
                                    e
                                      l
                                       o



Palabras para Nora








Pronto dejarás mi faro
a tus espaldas,
y no volverán las hojas de otoño
a colgar tranquilas de sus yemas.

La vida atropella a la vida,
levanta la piel y hiere
con su paso huracanado.

Pero tanto mejor así
que un velero sin brisa ni destino.

En la oscuridad más absoluta
habrá momentos;
cierra entonces los puños
e invoca a la luz,
vendrá adormecida a rescatarte.

Otros beberán de tu alegría
cuando se evaporen sus pantanos,
tendrás tal vez que buscar
en molinos ajenos
el pan que te alimente.
Que así sea!
La generosidad equilibra de tal forma
el universo con manos invisibles...

Te hablarán de ceniza y sombras,
de angustia, de pesados fardos,
pero la vida es hermosa!
no te faltarán si imaginas
amaneceres con luna llena.

Cuando ya hilos de plata
tejan filigrana en tu cabeza,
acuérdate de que una tarde
emborroné este papel
con el corazón entre los dedos.

Y quede en tus espejos grabado
que fuiste estrella en mi noche oscura.




domingo, 19 de agosto de 2012




Tus pasos perfilan las huellas
a seguir en la niebla,
convencido de caer en su frescor
me invitan tus manos.

Palabras que se asoman 
en los gestos
confunden silentes el camino.

Pero no me pierdo.

Atajo la mirada 
por tus labios
para no olvidar 
que es primavera.

Y rindo las armas.

Búscame las venas y corta, 
profundo,
riega las flores
con esa sangre 
que pretende teñir
la estela que dibujas.

Si al girarte no me ves
será porque quimeras 
me han llevado lejos,
a contra viento.

Hoy sé que amar 
es la conquista
del territorio a cada palmo
que habitas,
y perderse en la frontera.

Tu cuerpo traspasa las yemas 
de mis dedos
y nuevas caricias calculan 
nerviosas la distancia.

Enredaderas trepan
en mis sueños tu castillo,
sin saber dónde 
brotarán sus flores.

Y una golondrina que busca nido
está rondando atolondrada,
lista cada vez que pierde tu rastro
para emigrar a la tristeza.

domingo, 24 de junio de 2012

Sergio






La vida se desmaya
en una gruta 
sangrando muerte. 

Sin latidos.

Ya no te alumbra la luna,
esconde su luz entre
las manos inmóviles
y proyecta sombras
en la cima de un abismo.

¿Cómo aventar la mies
cuando el dolor empapa
de cansancio las alas?

La rabia vicia el rumbo
del universo a bofetadas
en los versos.

Todo deambula lento
hacia la luz.

Hacia el final
sin freno avanza la noche.

Quiero someter la bravura
de este mar,
aguas que desmenuzan 
en la razón los pliegues.

Pero no puedo.

No puedo moldear
la paz con este lodo,
tu figura sí,
robado el aliento,
no los sueños 
que ayer mismo imaginaba.

Incapaz de pintar 
en baldío 
un roble que atestigüe 
el tiempo
cierro los puños.

Dormido quizás.

Engañar el último paso,
y convertir
en soplo la espina
que atraviesa tu centro.

Quizás soñando.

Otra forma no sé..

sábado, 19 de mayo de 2012

Poeta


La soledad retrata
con trazo fino 
la agonía,
un dolor de arena 
desmenuza al hombre, 
y su pluma
derrite la escarcha
cuando el alma respira.

Arden abrazos
en sus letras,
sazonadas de lágrimas
desbordan un mar en blanco.

El poeta invita
a los fantasmas a una fiesta,
con sutil llamada los envuelve
en poesía, 
y desenmascara
los naufragios.


Cuando duele la vida
flechas caen en los versos
envenenadas,
teñidas de nostalgia,
o de ausencia.

A veces rayos de gloria
iluminan el papel 
y le ciegan la angustia. 
Entonces el amor
se hace palabra.

La pluma vuela..

rumbo al este
o rumbo al sur, qué más da!

La pluma vuela..


lunes, 5 de marzo de 2012

Amigo en el fondo






                                     La acidez que cimenta
                                     las baldosas del tiempo
                                     hizo mella en los abrazos.

                                     Antes vigilaba el canto
                                     de la arena rizando
                                     tu estela dorada 
                                     en nuestra playa.

                                     Pero agoniza.

                                     Su bandera de espuma
                                     tirita jirones 
                                     cuando el mar 
                                     viene a romperla.


                                     El filón de tus pájaros
                                     sagrados oscureció
                                     un día de plumas caídas
                                     los vínculos.

                                     El cielo cayó herido.

                                     Se deslizan desde entonces
                                     en tu sombra orugas
                                     de vejez y impostura

                                     resbala por el barniz
                                     de júbilo
                                     polvo en las costuras
                                     del gris con que
                                     pintaste tus murallas.

                                     Las aves tejen
                                     sin descanso en 
                                     tus manos el olvido, 
                                     acariciando despiertas
                                     en cal viva
                                     la certeza de la muerte.

                                     No consigo desandar
                                     las horas, ni calzar 
                                     con paja los recuerdos.

                                     El pasado al rojo vivo
                                     mira ciego al que 
                                     barrió a mi lado 
                                     una tarde
                                     los mismos miedos.

                                     Ahora
                                     sueño a diario el viento
                                     otra vez entre tus juncos, 
                                     despierto..



sábado, 25 de febrero de 2012

Amor

Miniatura de Fórmula Del Amor
El amor ha escondido 
el destino en mi maleta,
perdida tantas veces 
en viajes atormentados,
descansa ahora como un niño
en el pecho.

Y su bandera,
perfumada de albahaca,
embruja aún hoy
con hojarasca las pupilas
de los sueños.

El amor a veces violenta
las bodegas
y empapa con lágrimas
los versos,
vigilando de lejos
la sal de las miradas
cuando pierden el rumbo
en la bahía.

Pero su semilla
resucita en tierra generosa
cada enero,
hidratando de miel el viento.

La fragancia del amor
va de avanzada,
y perfuma el aliento
con sus guiños 
sin dar cuenta.

Me desnuda, 

y adorna de pintadas
mi piel para su causa..