sábado, 19 de mayo de 2012

Poeta


La soledad retrata
con trazo fino 
la agonía,
un dolor de arena 
desmenuza al hombre, 
y su pluma
derrite la escarcha
cuando el alma respira.

Arden abrazos
en sus letras,
sazonadas de lágrimas
desbordan un mar en blanco.

El poeta invita
a los fantasmas a una fiesta,
con sutil llamada los envuelve
en poesía, 
y desenmascara
los naufragios.


Cuando duele la vida
flechas caen en los versos
envenenadas,
teñidas de nostalgia,
o de ausencia.

A veces rayos de gloria
iluminan el papel 
y le ciegan la angustia. 
Entonces el amor
se hace palabra.

La pluma vuela..

rumbo al este
o rumbo al sur, qué más da!

La pluma vuela..


No hay comentarios:

Publicar un comentario