miércoles, 9 de julio de 2014

Jesús
















Cuando el final ya se distingue
vuelve el niño a la mirada.

Los juegos de infancia
sin importar la lluvia
se plantan en la puerta,
y duelen hoy los recuerdos
que hace nada invisibles
flotaban en el aire.

Cuando el final se distingue
lágrimas vigilan en silencio
el alma que dice adiós temprano,
y rompe el aguacero
donde la vida derrumba 
en un instante sus murallas.

Sueños de arena construyen 
ahora el futuro, sólo
en la memoria hallará 
sus ruinas la alegría.

Hunde las últimas huellas,
mi hermano, los pasos finales,
pero no dejes de hablarnos
cuando cruces al otro lado
de las torres
porque aquí nos quedamos
escuchando..

viernes, 25 de abril de 2014

Hij@s



De lejanas nubes
cayeron en mi patio dos gotas.
Diáfanas, transparentes,
como cristal recién soplado.

Una con ojos como inundados de silencio.
La otra anunciando tormenta en su llegada a la tierra.

Al instante
palomares en el pecho
abren sus puertas
y descorchan la ternura.

La avaricia se esconde ahora
al mirarlas del hombre
que sembraba en silencio
soledad en la memoria.

Sin permiso lo mojan todo,
las ansias, los versos, el futuro,
las ganas de beberlas
o de guardarlas en copas de plata.

Cada paso, un peldaño,
cada latido,
aquí otro acompaña.

Roban el aliento en la garganta
cuando bullen sin tino.
Su temperatura pende de un hilo
los miedos.
La cordura se atrinchera..

Un día,
los mismos riachuelos obedientes
ramonean al descuido
arbustos de inconsciencia
en sus riveras
para desdibujar el sosiego.
congelando inmisericordes


La vida a cucharadas ensueña
ilusiones de abogada
o ingeniero,
pero despierta al final
en el río que imaginan
sus montañas.

Se expanden,
deciden, 
se van.
Evaporan su presencia
en las fotos cotidianas,
se transforman en vapor
a merced del viento
y sus manías.

Pero conservan el espíritu
del arquero,
el tacto de esa mano
que tensó las flechas
empapado en sudor,
y que ilusionado apuntó alto,
como queriendo acertarle
de lleno al firmamento.

lunes, 17 de marzo de 2014

AKLZ


Mujer, 
no pretendo ya
otro sendero
que tus pasos,
desde que anudaste
mi sombra 
a tu carreta..

Mujer,
vagabundo en 
tu busca,
vistió los sueños
harapientos
el horizonte..

Decenas de asaltos erré,
sin claridad,

ser feliz,

una quimera
a mis espaldas..

Mujer,
ahora soy,
hombre completo

a caminar la vida
vengo, y lloro radiante
tu clara luz de primavera
cada día
en nuestro patio



miércoles, 26 de febrero de 2014

Poeta, 
guitarra al hombro
acompañas 
la memoria

Hoy se detiene

En seco llora pantanos
de copla y bulería

Poeta gitano
que acaricias las cuerdas

Con uñas ardiendo
rasgadas de arpegios

Poeta, 
guitarra al hombro
descansas ya
eterno
entre dos aguas




martes, 11 de febrero de 2014

AMGZ



Sueñas cuándo llegará
la primavera
teñida de campos

Todavía no asoma

harta del barro
que los hombres
siembran 
se adormece

El árbol simula
más viejo, 
distancia frondoso
la lluvia

y refleja el alma
bajo su sombra
una pluma caída

Pero hasta el acantilado
donde el viento 
incita a los susurros
llegarán las manos,
y vestirás entonces 
tus pasos de zancadas

jueves, 21 de febrero de 2013

Fin de Otoño



Es tu presencia 
la que permite amaneceres
en mis costas..

El sol trasiega en tus manos
caricias que reducen
a polvo los inviernos.

En ellas atisbo los horizontes
quebrados de lágrimas
en mis espaldas,

y las fronteras prohibidas
que cosían a los párpados
la tristeza ..

Se conforman ahora
las rocas del pecho
con miradas 
de viento inalcanzable
en los tejados
que nos cubren..

Y salpican desde entonces
tras mi sombra
tus mareas..

jueves, 29 de noviembre de 2012

Vida (I)




A zancadas
se desplaza la vida
por piel y huesos,

sazona el aliento
cada esquina 
intentando 
no evaporarse
en otra boca que la tuya.

El alma sobrevuela inquieta
los riscos,
donde las tormentas sueñan
refugio
entre grietas imposibles
del sendero.

Pero el calor del hogar
alimenta de cenizas
cada ensayo viajero
a la inconsciencia,

que regalaba
locuras lejanas de sentido..

En la verde azotea,
el horizonte
se mezcla
con aurora vírgen.

Y despierto una vez más,
a salvo
entre tus ramas..