domingo, 28 de octubre de 2012

Barbecho




Nuestra amistad
hunde en la sombra
sus manos.

Quiere escapar,
sola,
cansada de tanta
siembra en arenisca.

No traspasa ya la luz
este polvo silencioso
que levanta la carencia.

Lloran las semillas,

pobres..

Tu tallo y el mío
hace tiempo
que
      se
          arrastran
                       por
                             el
                                s
                                  u
                                    e
                                      l
                                       o



Palabras para Nora








Pronto dejarás mi faro
a tus espaldas,
y no volverán las hojas de otoño
a colgar tranquilas de sus yemas.

La vida atropella a la vida,
levanta la piel y hiere
con su paso huracanado.

Pero tanto mejor así
que un velero sin brisa ni destino.

En la oscuridad más absoluta
habrá momentos;
cierra entonces los puños
e invoca a la luz,
vendrá adormecida a rescatarte.

Otros beberán de tu alegría
cuando se evaporen sus pantanos,
tendrás tal vez que buscar
en molinos ajenos
el pan que te alimente.
Que así sea!
La generosidad equilibra de tal forma
el universo con manos invisibles...

Te hablarán de ceniza y sombras,
de angustia, de pesados fardos,
pero la vida es hermosa!
no te faltarán si imaginas
amaneceres con luna llena.

Cuando ya hilos de plata
tejan filigrana en tu cabeza,
acuérdate de que una tarde
emborroné este papel
con el corazón entre los dedos.

Y quede en tus espejos grabado
que fuiste estrella en mi noche oscura.