domingo, 28 de octubre de 2012

Barbecho




Nuestra amistad
hunde en la sombra
sus manos.

Quiere escapar,
sola,
cansada de tanta
siembra en arenisca.

No traspasa ya la luz
este polvo silencioso
que levanta la carencia.

Lloran las semillas,

pobres..

Tu tallo y el mío
hace tiempo
que
      se
          arrastran
                       por
                             el
                                s
                                  u
                                    e
                                      l
                                       o



2 comentarios:

  1. Ya veo querido amigo que tú no te arrastras por el suelo y "vuelas" muy alto. Me alegro que vayas metiendo cosas en este genial blog.
    Me alegro de saludarte, un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Jarnaco amigo, siento el retraso pero, como no espero muchos comentarios no había ni reparado en el tuyo. Te haré caso, no dejaré de publicar. Escribir es para mí una necesidad, siempre habrá algo que compartir. Gracias por abrir de tanto en tanto la ventana. Un abrazo

    ResponderEliminar