miércoles, 6 de octubre de 2010

Comienzo

Poco familiarizado con las artes cibernéticas me dispongo a abrir esta ventana en la red. Espero que sirva de terapia para mi propia alma, así como de vínculo con la de todo aquel que desee asomarse. Así sea..

2 comentarios:

  1. Comienzas con amor, como una magnífica rareza.
    Se veía venir, no? Seguramente tú lo estabas viendo, igual yo también lo veía, de lejos. Te mirabas en el espejo de frente, veías crecer en tu rostro ligerísimas patas de gaviota y no le dabas importancia. Tenías a tu lado tus otras caras, el pájaro miraba de reojo. Sabía sin saber que era esto lo que te esperaba, que a más tardar en esta vida se llevaría a cabo la metamorfosis. Ahora estás naciendo. Ahora tienes plumas de pájaro por todo el cuerpo, por todo el corazón.
    Se veía venir, hay que abrir este capítulo, comienza tu labor, poquito a poco, bajo las plantas palmípedas de tus pies. Ahora tienes el impulso suficiente y saltas. El pájaro salta. Ya ha saltado.

    ResponderEliminar
  2. Ay Aniceto Aniceto, cuánto amor desaprovechado, cuánto cariño tirado por tierra sin más razón que la usura emocional y la cobardía de los sentimientos. La falta de memoria desmaya los sentidos de aquellos que viven en la atonía. Habrá que acostumbrarse..

    ResponderEliminar